Política

El candidato a gobernador del Movimiento Progresista de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, aseguró que el Fobaproa protegió a los ahorradores pues sólo el 15 por ciento del dinero era de los banqueros y el 85 por ciento restante era de los mexicanos, y si no se rescataban los bancos pues se perdía el ahorro de los ciudadanos "y al final, nadie perdió su inversión".

Aclara Arturo Núñez el tema del Fobaproa

El candidato a gobernador del Movimiento Progresista de Tabasco sostiene que buscan desacreditarlo porque encabeza la preferencia electoral

Cantidad de Visitas: 425
Viernes, 18 de Mayo de 2012
Redacción / El Independiente

El tema del Fobaproa ha sido manoseado por nuestros contrincantes políticos para desacreditarnos, aun sabiendo que esa fue una medida necesaria para que los ciudadanos no perdieran su ahorro, aseveró Arturo Núñez Jiménez, al señalar a Humberto Mayans como el autor de esa confusión que quiere generar porque “saben que voy arriba en la carrera por la gubernatura”.

 
Saben que de llegar a ser gobernador voy a descubrir toda la negligencia y corrupción que existe en el actual sistema político estatal encabezado por el PRI y por eso se ponen de acuerdo para culparme de algo que no correspondió a una decisión mía exclusivamente, afirmó el candidato de la izquierda tabasqueña.
 
Luego de una reunión que sostuvo con cacaoteros de Cunduacán, durante la que se comprometió a mejorar las condiciones de quienes dependen de esa actividad, Arturo Núñez expresó que ese es un tema recurrente del hoy aspirante a senador por el PVEM que “anda ardido porque no pudo ser candidato a gobernador.”
 
Dijo que el ex secretario de Gobierno intenta endilgarle una situación que no correspondió a él personalmente, sino a quienes integraban en ese tiempo el Congreso de la Unión; es decir, a la mayoría de 500 diputados que decidieron crear ese fondo bancario de protección a los ahorradores.
 
El hecho de que Humberto Mayans diga que votó en contra es “mojigatería política, pues su voto no decidía nada”, manifestó el candidato a la gubernatura de la coalición Movimiento Progresista por Tabasco, quien explicó que en ese momento sólo el 15 por ciento del dinero era de los banqueros y el 85 por ciento restante era de los mexicanos, y si no se rescataban los bancos pues se perdía el ahorro de los ciudadanos “y al final, nadie perdió su inversión”.
 
En ese sentido, también hay que decir que los bancos al venderle la cartera vencida al gobierno, como parte de la operación de rescate, metieron a la deuda muchos créditos que eran impagables, pero no porque hayan subido las tasas de interés, sino porque lo hicieron de manera dolosa y por pillerías, mencionó.
 
“En eso tiene toda la razón Andrés Manuel López Obrador, de que debían depurarse esos créditos; nosotros tan lo aceptamos, que contratamos a un auditor canadiense para que clasificara cuáles de los créditos rescatados por el gobierno respondían a las especificaciones normativas del programa y cuáles no, pero ya no se hizo después de que terminó nuestro periodo”.

 

Era una medida que se tenía que hacer por México y yo la asumí responsablemente, dijo finalmente al comentar que las verdaderas encuestas de quién va arriba en la contienda electoral las dará a conocer estratégicamente, “aunque la verdadera encuesta la veremos el próximo 1 de julio”.