Editorial

Si la idea del presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco, CCE, Agustín Rodríguez, era poner a este organismo a las órdenes de Obrador? va a tener que pensárselo dos veces; el delegado del CEN, Jorge Salomón Azar, abrió la ?caja de Pandora? en el PRI tabasqueño; dicen que el presidente de la Fundación Colosio, Florizel Medina Pereznieto, ha estado muy pegadito al dirigente del PVEM, Federico Madrazo Rojas.

CARTA ABIERTA

El peje divide a la IP

Cantidad de Visitas: 81
Jueves, 16 de Marzo de 2017
Jorge Nuñez

Si la idea del presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco, CCE, Agustín Rodríguez, era poner a este organismo a las órdenes de Obrador… va a tener que pensárselo dos veces. Porque va derecho a dejarlo como un auténtico cascarón que no le será de mucha utilidad al paisano.

 

Aunque las elecciones primarias del CEE dieron como triunfador al expresidente de la Canirac, Gabriel Oropesa Varela, la historia está muy lejos de terminar.

Oropesa ganó con 10 de 16 a votos. Pero la asamblea dejó inconformes a integrantes de algunas de las cámaras empresariales más fuertes de la entidad.

 

Los expresidentes de la Canadevi, Cesar Narváez; de la AMPI, Mónica Álvarez y de la Canaco-Villahermosa, Irene Taracena, irán por una candidatura de unidad para hacerle frente al “delfín” de Rodríguez en la elección final del 18 de abril.

 

El desacuerdo de esa triada de exdirigentes empresariales no es la única.

 

Los presidentes de la Coparmex y de la asociación de Hoteles y Moteles, Ricardo Castellanos y Beatriz Milland, también van a evitar la imposición de Rodríguez.

 

Previendo lo que se viene, Oropesa anunció su intención  de buscar a los inconformes… a fin de preservar la unidad de la IP.

 

La tarea no le va a ser fácil. Las cabezas de la

Canacintra, José Antonio Burelo Cacho, y de la CMIC, Antonio Quirarte Flores, han acusado a Agustín de no representar los intereses del empresariado. Por eso el primero no regresa al CEE.

 

Agustín marco su línea a seguir desde que firmó el Acuerdo por la Unidad con Andrés Manuel López Obrador.

 

Desde ahí viene toda la molestia de quienes piensan que el CEE no tiene porqué estar al servicio de un político o partido en particular.

 

 

NI SE VEN NI SE OYEN

 

El delegado del CEN, Jorge Salomón Azar, abrió la “caja de Pandora” en el PRI tabasqueño.

 

Al verse rebasado por los acontecimientos de las últimas semanas, a Salomón no le quedó más remedio que señalar al presidente del CDE, Miguel Ángel Valdivia, de no haber renunciado para impedir una renovación completa del partido.

 

En su acusación también involucró a la secretaria general, Gloria Herrera.

 

No sólo Valdivia. El resto de los miembros del CDE no le ven ni le oyen. No le apoyaron en su idea de abrir la elección en todo el estado porque pensaron, conociendo la sangre de los tabasqueños, que ahondaría las divisiones internas.

 

Vencido en su propuesta, Salomón ha perdido influencia en el tricolor tabasqueño.

 

Ante la indiferencia del CEN, con lo poco que le queda de fuerza política, se prepara para la elección del nuevo presidente estatal... antes de terminar este mes.

 

 

LE HABLA AL OÍDO

 

Dicen que el presidente de la Fundación Colosio, Florizel Medina Pereznieto, ha estado muy pegadito al dirigente del PVEM, Federico Madrazo Rojas.

 

Parece que le está asesorando en eso de la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso local.

 

No es sorpresa que “Pechel” le esté “echando montón” a Manuel Andrade.

 

Es otro de lo que se vio agraviado por el entonces gobernador. “Casi nada” le hizo: lo descarriló de la candidatura al gobierno, en beneficio de Andrés Granier Melo.

 

“Pico” confía mucho en este, uno de los más cercanos a su padre Roberto Madrazo.

 

A “Pechel” aún le queda mucha cuerda.