{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Un nuevo estudio sugiere que los neandertales y los miembros prehistóricos de nuestra especie no se cazaban los unos a los otros por razones alimenticias.

El canibalismo ancestral no tenía afán nutritivo, sino ritual

* De acuerdo a las últimas investigaciones, las pruebas de canibalismo entre neandertales no corresponden a una necesidad alimenticia, sino a una práctica social o cultural.

ExcelsiorSábado, 8 de Abril de 2017

Un nuevo estudio sugiere que los neandertales y los miembros prehistóricos de nuestra especie no se cazaban los unos a los otros por razones alimenticias.

Esto se debe a que "no éramos muy nutritivos, a nivel de calorías", en comparación con los animales de caza, dice James Cole de la Universidad de Brighton en Inglaterra. Al lado de un mamut, incluso una docena de corpulentos neandertales serían raciones bastante pequeñas.

Se concentró en nueve yaciminetos fósiles conocidos donde los investigadores encontraron evidencia de canibalismo, como marcas en los huesos que indicaban prácticas de carnicería. Los yacimientos fueron fechados desde hace aproximadamente 14 mil hasta hace más de 900 mil años, que incluye el Paleolítico, donde se centró el estudio. Cinco involucraron a nuestros primos evolutivos los neandertales, dos implicaron a nuestra propia especie, y el resto eran otros miembros extintos de la rama de la evolución humana.

Su pregunta: ¿Cuántas calorías podían proporcionar los cuerpos de los restos hallados en cada yacimiento? Para estimar eso, utilizó por primera vez los datos publicados anteriormente, de que comer un hombre de tamaño promedio de hoy en día podría producir hasta unas 144 mil calorías. Luego lo adaptó al rango de edad de los cuerpos.

Incluso si todos los cuerpos en un yacimiento se consumieron en un solo episodio, concluyó, la obtención de energía no sería más que lo que un cazador podía obtener de un solo animal grande como un mamut, un rinoceronte lanudo o un oso. Así que ¿por qué molestarse con la molestia de la caza de su propia especie?

Usted está tratando con un animal que es tan inteligente como usted, igual de ingenioso, y que puede luchar", dijo Cole.

Tal vez en algunos casos, nuestros antepasados comieron compañeros que habían muerto por la facilidad de obtener ese alimento, dijo Cole. Pero, a su juicio, el canibalismo, probablemente, fue impulsado por motivos sociales o culturales en lugar de por la nutrición. Por ejemplo, pudo ser resultado de episodios de violencia, como en la defensa del territorio, dijo.