{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

La queja presentada por Tabasco HOY en la Comisión Nacional de Derechos Humanos contra el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, José Antonio de la Vega Asmitia, no es un tema menor que la comunidad periodística debe soslayar, porque es el principio de una acción que puede convertirse en política pública, en caso de que cristalice su aspiración de ser gobernador de Tabasco.

MANIFIESTO

El Político sobervio, no sirve a la sociedad

José Chable RuízMiércoles, 7 de Junio de 2017

La queja presentada por Tabasco HOY en la Comisión Nacional de Derechos Humanos contra el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, José Antonio de la Vega Asmitia, no es un tema menor que la comunidad periodística debe soslayar, porque es el principio de una acción que puede convertirse en política pública, en caso de que cristalice su aspiración de ser gobernador de Tabasco.

 

Las acciones jurídicas emprendidas por José Antonio de la Vega como líder del Congreso del Estado contra los compañeros de Tabasco HOY, conllevan un ánimo de censurar a cualquier periodista que cuestione sus funciones como titular de uno de los Poderes del Estado, lo que es grave, porque inhibe el debate de las ideas y limita que se transparente sus funciones como líder cameral, parlamentario y legislador, ante los tabasqueños.

 

La Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la CIDH señala en el numeral 11: “Los funcionarios públicos están sujetos a un mayor escrutinio por parte de la sociedad”. La citada Declaración en el numeral 1 establece: “La libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es, además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática”.

 

Si Pepe Toño es un demócrata como asegura que lo es, tiene que ser tolerante y respetuoso del  pluralismo de las ideas. Como estudioso del derecho también sabe que el ejercicio desmesurado del derecho de réplica representa una violación al derecho de la libertad de expresión, puesto que si bien la norma prevé su existencia y las garantías para su ejercicio, también está sujeta a parámetros, ya que su exceso implica responsabilidades civiles, de acuerdo al Código Civil de Tabasco.

 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación sostiene el criterio, “que la libertad de expresión resulta más valiosa en las expresiones que puedan ofender, chocar, perturbar, molestar, inquietar o disgustar.”

 

Pepe Toño debe comprender que una cosa es el honor y otra el ego. La soberbia es mala consejera.