{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

52% de las empresas mexicanas instalan programas ilegales.

Se aprovechan Hackers de empleados para infectar empresas.

En mayo del año pasado, la BSA The Software Alliance dio a conocer que uno de los problemas que estaban originando que muchas compañías quedarán expuestos a los ciberataques de malware, y con ello pérdidas millonarias por espionaje, secuestro o robo industrial, entre otros factores, fue que 15% de los empleados descargaban de internet o instalaban en los equipos de la compañía software ilegal.

ExcelsiorSábado, 15 de Julio de 2017

Cómo publicó ayer Excélsior, este factor se suma a que 52% de las empresas mexicanas tienen instalados programas ilegales en sus equipos de cómputo, con lo cual no pueden actualizar el software para protegerse, acceder a vacunas contra nuevos formatos de códigos maliciosos, y perder aproximadamente 1,300 millones de dólares al año al ser vulnerados por los hackers.

Para Andrés Velázquez, CEO de Mattica y especialista en ciber seguridad, se tiene que considerar que los empleados descargan software a las computadoras de la compañía; en muchas organizaciones no cuenta con políticas de protección para evitar esta práctica.

Muchas no tienen autorizado descargar programas, pues esto puede crear un problema. Técnicamente se pueden bloquear los equipos para que ello no ocurra. Sin embargo, es algo que no todos realizan. Lo que se debería hacer es tener una carta de asignación de equipos de cómputo donde se define qué tipo de programas se pueden descargar y cuáles no”.

Actualmente el problema viene en la gestión de equipos móviles, pues no es tan fácil hacer una cobertura de lo que descargan los empleados, y al conectarse a las redes de la compañía también hay riesgos de que entre malware. Por ejemplo, en el iPhone, que es más difícil encontrar aplicaciones con software malicioso, muchos trabajadores le hacen jailbreak para no comprar los programas que se ofrecen de pago, y con ello dar la oportunidad de que un tercero tenga acceso al smartphone e incrementar los riesgos de infección en las empresas”, explicó.

Añadió que a pesar del creciente uso de dispositivos móviles, y los riesgos de que los empleados descarguen software ilegal, 70% de las empresas informaron no tener una política con respecto a la conexión de móviles personales en el trabajo.

Incluso en ciertas industrias fundamentales, donde se esperaría un control más riguroso, el uso de software pirata fue alto, como en la banca, se asegura en el análisis Aprovechando las oportunidadesa través del cumplimiento de licencias, de la BSA.